Desde que Cáceres fuera seleccionada como Capital Española de la Gastronomía 2015, desde el turismo rural se han elaborado diversos proyectos para mejorar su oferta de cara a este evento.

Fotografía: José Antonio Cotallo López

Por ejemplo, se está trabajando en la elaboración de menús según cada zona o rutas gastronómicas dentro del a provincia de Cáceres.

Así, se busca que el turismo rural no sólo implique un mayor aumento de visitantes para el evento, sino ampliar la oferta de ocio vinculada a la gastronomía.

“Los negocios y establecimientos rurales no querían ser solo el lugar donde los visitantes pasaban una o varias noches aprovechando su visita al evento gastronómico”, ha afirmado Victoria Bazaga, presidenta de la Federación Extremeña de Turismo (Fextur).

Por este motivo, ha agregado Bazaga, “se han diseñado o se están reforzando los menús típicos de la zona donde están ubicadas las casas rurales, así como distintas degustaciones para promocionar los productos clásicos o menos conocidos”.

Tras los datos recabados por Fextur, se espera que este evento gastronómico beneficie principalmente a los establecimientos rurales cercanos a la ciudad de Cáceres, así como a las zonas cercanas de Montánchez, Tamuja y Tajo-Salor.